Preparar una oposición no es simplemente venir a clase y escuchar al profesor. Esto es algo que los buenos estudiantes ya saben. Para los demás, a continuación os explicaré el secreto del éxito de los que ya han conseguido su plaza.

1. Tener perfil de opositor

El opositor con éxito, es decir el que consigue plaza a la primera, es una persona con disciplina, tesón y organización, cualidades unidas a una capacidad de trabajo y esfuerzo, que tiene un claro objetivo a medio y/o largo plazo.[1]

Por ofrecer algunos datos aproximados, la mitad de las personas que se apuntan para presentarse a unas oposiciones luego no acaban haciendo el examen. De los que sí que se presentan, la mitad no han estudiado pero van a probar suerte. Y la mitad de los que han estudiado, lo han hecho en los últimos días. Solo una octava parte de los opositores han estudiado a fondo, lo que indica que preparar unas oposiciones no se puede hacer de cualquier manera y sin meditarlo previamente.[2]

2. No se trata de aprobar, sino de ser mejor que la mayoría

Para aprobar basta con venir a clase y sacar una nota medio decente en los test, mientras que para conseguir plaza debemos ser los mejores. ¿Y cómo se consigue esto? Hay muchas fórmulas, pero la que sin lugar a dudas ofrece más garantía de éxito es cuántas más horas de estudio y menos dudas mejor. Dos factores influyen directamente sobre esta afirmación, el tipo de enseñanza, presencial o a distancia y el tiempo dedicado a estudiar.

3. ¿Presencial o a distancia?

Dependiendo de si trabajas (u otras responsabilidades) o no estarás más o menos condicionado a elegir uno u otro sistema. A continuación expondré algunas de las diferencias más significativas:

Ventajas de la enseñanza presencial:

  • Permite responder las dudas al instante, con lo cual quedan menos lagunas y nos permite avanzar rápidamente.
  • Un profesor puede valorar rápidamente tu comprensión general y orientarte sobre el tiempo que necesitas de estudio.
  • El efecto grupo; el hecho que vayas a clases con otros compañero te ayuda a superar los bajones, a medirte en resultados y te motiva a superarlos. No olvidemos que en una oposición se compite con mucha gente.
  • Los horarios de la academia te ayudan a mantener un ritmo de trabajo y a cumplir tu horario de estudio.

Ventajas de la enseñanza a distancia:

  • Ahorro de tiempo en desplazamientos
  • Es compatible con cualquier horario de trabajo
  • Para ofrecer unas mínimas garantías de éxito es indispensable la realización de test de cada tema y por bloques de contenidos y de disponer de un tutor que resuelva las dudas.

En resumen, podemos decir que el mejor método es el que combina el efecto grupo de la enseñanza presencial con la comodidad de trabajo desde casa de la enseñanza a distancia.

4. Horas dedicadas al estudio en casa

Lo ideal es estudiar entre 8 y 10 horas diarias. Para la gente que trabaja es prácticamente imposible conseguir más de 4 horas diarias, por lo que deberán recuperar el tiempo perdido en fines de semana.  También es cierto que si ya trabajas en un sector similar o estudias algo relacionado son horas de estudio que ya tienes a tus espaldas, como es el caso del que oposita para policía e instituciones penitenciarias.

Además, es aconsejable estudiar siempre a la misma hora y dedicando el mismo tiempo cada día. ¿Por qué? Porqué al igual que en una carrera de resistencia, el cuerpo se habitúa lentamente al esfuerzo pero pierde el ritmo fácilmente. Curva del olvido? Lo que nos lleva al siguiente punto;

5. Organización

A modo de ejemplo tenéis estos horarios que muchos de los alumnos con éxito han seguido.

horario para estudiar

Horario para estudiar

6. Técnicas de estudio

    1. Empezar por lo fácil, es decir, por los temas que ya se conocen en algo porque recuerdan estudios y trabajos anteriores. Con estos temas se avanza más rápidamente al principio y ello anima bastante.
    2. Realizar un guión o resumen de cada tema.
    3. Dividir el programa en bloques y revisar contenidos constantemente.
    4. Usar tarjetas índices: Son pequeñas tarjetas de cartulina, en blanco o en rayado, de diversos tamaños, que se encuentran en cualquier librería medio decente. Son muy útiles para recordar información muy precisa y concreta. Por ejemplo, los artículos de la constitución. O los puntos fundamentales de una ley. O cuantos días hay de plazo para recurrir una resolución administrativa. Precisamente en una oposición suelen hacer preguntas muy concretas, por lo que este sistema es el ideal. Además, si uno quiere repasar se puede llevar las fichas en cualquier bolsa o bolso y hacerlo en cualquier parte.
    5. Mapa mental: Un mapa mental viene a ser lo mismo que un esquema muy chulo. O sea un resumen gráfico de una determinada materia. La diferencia fundamental es que uno empieza en el centro del papel y va radiando flechas por todas partes. También que se recomienda el uso de muchos colores y dibujos. Doblado en dos es muy fácil de clasificar en una carpeta de anillas. hay momentos que tu mente se puede hacer un lío, o encuentras algo bastante embrollado. Para esos casos un mapa mental va muy bien. Aclaras las ideas, ves las relaciones entre conceptos y, muchas veces, te das cuenta de que lo que parecía un tema inmenso no es más que la misma información repetida mil veces con algunas variantes.

[1] Gracia García de la Escosura, Responsable WEB y Comercio Electrónico de Editorial MAD http://www.educaweb.com/contenidos/laborales/oposiciones/como-preparar-unas-oposiciones/

[2] http://noticias.iberestudios.com/%C2%BFcomo-aprobar-unas-oposiciones/

2 Respuestas sobre 6 claves para aprobar una oposición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UA-58254002-1