Para todo aquel que esté indeciso sobre si debería formarse en Guarda Rural, antes llamado Guarda Particular del Campo, ahí van cuatro argumentos que espero os ayuden.

1. En la comunidad valenciana hay pocas personas acreditadas.

Visor de la Generalitat con Cotos de Caza y Pesca

Visor de la Generalitat con Cotos de Caza y Pesca

En la comunidad Valenciana hay grandes extensiones de campo y huerta, cotos de caza y de pesca. Sí, de pesca también.

Y sin embargo, tan solo una decena de alumnos se han presentado este año para obtener la habilitación.

2. Obtención de licencia C

Tal y como recoge la nueva ley de Seguridad Privada 5/2014;

Los guardas rurales podrán desarrollar sus funciones sin necesidad de constituir o estar integrados en empresas de seguridad, prestando sus servicios directamente a los titulares de bienes y derechos que les puedan contratar, conforme a lo que se establezca reglamentariamente, cuando se trate de servicios de vigilancia y protección de explotaciones agrícolas, fincas de caza, en cuanto a los distintos aspectos del régimen cinegético, y zonas marítimas protegidas con fines pesqueros.

Lo que viene a decir que, los guardas rurales pueden ser autónomos y ofrecer sus servicios libremente a particulares. Esta ley regula algo que ya estaba sucediendo, puesto que la mayoría de los guardas habilitados trabajan de forma autónoma.

Esto, que algunas personas podrían considerar un inconveniente, se presenta como una alternativa para conseguir la Licencia C de armas. Los que sean vigilantes ya estarán al corriente de que sólo pueden obtener dicha licencia si su empresa les presenta al examen. Siendo autónomo, te puedes presentar libremente con una serie de condiciones:

  • – Tener un precontrato con el particular o empresa que requiera tus servicios.
  • – Estar dado de alta en el régimen de autónomos de la seguridad social.

3.  Mejorar Currículum

Si nos metiéramos en la piel del que nos tiene que contratar y tuviéramos que elegir entre un Vigilante que únicamente tiene la TIP, y otro, que además está especializado en un sector o varios, es evidente que frente a un puesto básico se tiende a elegir a la persona que más formación tiene por dos motivos:

  • – En caso de cambio del servicio puedes reubicarle con mayor facilidad, o solicitarle para cubrir vacantes por enfermedad u otras bajas.
  • – Una persona que ha seguido formándose es una persona que demuestra interés por la seguridad y que pretende quedarse mucho tiempo.

4. Similitud con el temario de Vigilante de Seguridad

El curso básico de Guarda Rural coincide en 30 temas con el temario de Vigilante de Seguridad y difiere en 11; Clasificación de los bienes, Delitos contra el medio ambiente, Delitos Forestales, etc.

Además, en caso de poseer la TIP de Vigilante en vigor, se está exento de realizar las pruebas físicas.

Estos puntos animan a los aspirantes a Vigilante de Seguridad a sacarse al mismo tiempo ambos títulos, y a los Vigilantes habilitados a ampliar su formación.

En conclusión

Ser Guarda Rural en la Comunidad Valenciana es una profesión todavía incipiente pero con expectativas de futuro dado el número de propiedades privadas rurales que existen en la comunidad. Además se trata de un sector liberalizado y con poca competencia para aquel que quiera ser autónomo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UA-58254002-1